Jus Juchtmans – Bipolar

Superficies extremadamente brillantes que reflejan el espacio que las rodea. Colores que no se perciben a primera vista y que aparecen bajo el color dominante entremezclándosen y provocando ilusiones ópticas de gran profundidad. Público y espacio pasan a formar parte de la obra.

¿Pinturas monocromáticas? quizás a primera vista. Personalemtne abogaría por un virtuoso jaspeo de un fondo uniforme, sobre otros menos pulidos para dar consistencia. Hasta treinta capas de profundidad en la mente del que observa. Arte minimalista realizado con pintura traslúcida sobre lienzo. Colores diversos, vivos y atrayentes, básicos en su justa medida, dado que el simbolismo que llama por la puerta de atrás hace que el público abra y deje entrar una visión más amplia de la palabra arte quedando atrapado dentro del cuadro.


Lugar:
Galería Nieves Fernandez, hasta el 25 de junio.

Paloma Navares – Travesía. Paisajes de interior

Algunos califican la obra como representaciones de mujeres histéricas que se ofrecen al escrutinio y a la vigilancia masculina, otros creen que no son ” el cuerpo somo síntoma”, sino “el cuerpo como lugar de deseo”. Cada pieza es independiente, tiene su propio significado, su razón de ser. Navares trata las cuestiones físicas y espirituales de la condición humana.
Otros hacen alusión a que se trata de una visión de la mujer en la sociedad actual, una explicita visión de lo que muchos piensan y pocos se atreven a decir, sacando a la luz tabúes que quizás deberían permanecer siéndolo. Una imagen impactante, impresionante trato de luces y sombras e imagen cuidada para deleite del espectador.

Lugar: Centro de Arte Complutense, hasta el 2 de junio

Akira Kurosawa – La Mirada del Samurai

Un universo repleto de referencias pictóricas y literarias de célebres personajes como son Van Gogh, Hokusai, Shakespeare y Tolstoi, entre otros, se mimetiza con la cultura tradicional japonesa que Kurosawa transmite en sus obras. El sentido de la disciplina vivido en el círculo familiar de origen samurái se refleja en cada pintura. Una casta de guerreros con un estricto código ético y de honor hace mella en cada pincelada de este artista.

El “emperador” del cine japonés muestra los bocetos y pinturas en las que ha inspirado sus películas, una riqueza de influencias y matices que han permitido que éstas sean piezas imprescindibles de la historia de la cinematografía universal. Mezcolanza de colores fríos y cálidos, sobriedad en los rostros de los personajes plasmados y ambiente bélico es lo que se respira en la atmósfera del Museo ABC, una exposición a la medida de los amantes de la corriente pictórica nipona.

Lugar: Museo ABC, hasta el 12 de junio.

Joseph Kosuth y Albert Oehlen – Galería Juana de Aizpuru

“No hace falta que ningún artista se tenga que amoldar al mercado porque hay más arte, más dinero, más mercado, más galeristas y más artistas. En consecuencia, lo que hay de más, con respecto a lo que había antes, es lo malo, por supuesto”.

Ambiente sicodélico, múltiples textos iluminados, luces por doquier y la atención del espectador captada en el primer instante. Arte abstracto en su máximo exponente.  Oehlen explicó en algunas entrevistas que ha recurrido a pintar con la mano por el sentido “infantil” de la ejecución pero también por abordar “la idea tonta de la sensibilidad y el romanticismo” de tocar la obra de arte.

El concepto de arte abstracto marca una serie de tendencias en artes gráficas, escultura y pintura que dejan a un lado la imitación. La conciencia del artista queda relegada y permite la evasión de el que expone y del que observa de un modo impoluto. Prescindiendo de toda figuración Kosuth y Oehlen hacen las delicias del público amante de aquello que no se puede expresar con palabras y requiere de un punto de locura.

Lugar: Galería Juana de Aizpuru, hasta el 25 de Mayo

Enrique Rottenberg y Carlos Otero – Dormir Con…

Los dormitorios son para dormir, leer, reflexionar y recargar las fuerzas, para escapar de las preocupaciones del día a día… Y en esta ocasión el espectador se introduce en aquel lugar íntimo de forma voluntaria e indiscreta, traspasando los límites de lo público y accediendo al lugar donde los humanos pasamos un tercio de nuestra vida, lugar de sueños y desvelos, pasión y cariño, tristeza y preocupaciones, la almohada es la mejor consejera y en este caso la que nos cuenta las intimidades de los habitantes de la habitación a través de la fotografía.

¿Cuán importante puede ser un dormitorio a pesar de su modestia, humildad o precariedad?
Los autores de esta obra tratan de dar la respuesta. Rottenberg director de cine, guinista y productor y Otero campeón de fotografía submarina nos abren la puerta de diferentes alcobas para que nos adentremos en vidas agenas, a través de una gran cantidad de detalles cotidianos, de color, diversos y personales. Aquellos a los que como a mi les gusta el arte intimista y evocador disfrutarán de una exposición sublime.

Lugar: Galería Rita Castellote, 2011