Kati Horna, la húngara que conquistó México

Desde diciembre, el Museo Amparo de Puebla, México, rinde homenaje a Kati Horna (Budapest, 1912-2000), fotógrafa de origen húngaro que ldesembarcó en América en 1939. Versátil y vanguardista, la artista destacó por su creatividad y su aportación significativa, todavía poco explorada, al fotoperiodismo y vivió un intenso romance con su colega Robert Capa.

La muestra Kati Horna, revisa la figura de la artista quien se considerba una obrera de la fotografía. El conjunto de imágenes que se muestran en la exposición pertenecen en su mayoría al Archivo Privado de Fotografía y Gráfica Kati y José Horna, un acervo hasta ahora inédito que ha sido resguardado por la hija de ambos artistas, Norah Horna.La exposición reúne más de 150 imágenes. La mayoría son impresiones de época, de las cuales por lo menos el 70 por ciento son inéditas o escasamente divulgadas. Además, se incluye una vasta documentación con fotografía personal de la artista y revistas en las cuales colaboró en Hungría, Francia, España y México.

La muestra se traza en 3 ejes. El primero, Los inicios, se refiere a su formación temprana en Hungría, Alemania y Francia, donde Kati Horna retrató la inestabilidad política y social y a la vez su relación con los movimientos artísticos, como la Bauhaus, el surrealismo y la nueva objetividad alemana.

El segundo núcleo es la época sobre España y la Guerra Civil, ya que entre 1937 y 1939 la fotógrafa documentó ese conflicto, al retratar de manera testimonial, desde el lado cotidiano y el anarquismo, aspectos que se reflejan en revistas como Umbral, Tierra y Libertad, Tiempos Nuevos y Mujeres Libres. El cosmopolitismo que define su obra es inseparable de la época turbulenta en la cual vivió: la caída del Imperio austrohúngaro y el inicio de la Primera Guerra Mundial marcaron su infancia y la necesidad de dejar tanto Budapest como Berlín para establecerse en París; la Guerra Civil española la llevó a recorrer la España republicana; la Segunda Guerra Mundial marcó su exilio definitivo hacia México, su patria adoptiva.

Con su obra,  se adentró en el fotoperiodismo de guerra, se apropió e integró en su obra las propuestas vanguardistas y experimentales de la década de los años treinta y desarrollo un estilo intimista y original de la crónica y el fotorreportaje.

Leído 237 veces | Te gusta? Tweetealo a tus seguidores!

Publicado en Reseñas

Etiquetado en , , , , ,

Se ha cerrado los comentarios