La Capilla Sixtina respira nuevos aires

El Vaticano no permitirá más de 1.500 personas al mismo tiempo en el templo porque “hemos llegado al número máximo posible de visitantes”

La Capilla Sixtina, considerada una auténtica apología pictórica del Renacimiento, estrenó el 31 de octubre una nueva iluminación que resalta todos sus detalles y un innovador sistema de climatización para su conservación. Así, , ese maravilloso y delicado cofre que alberga los frescos de los más importantes artistas del Renacimiento, se adapta a los tiempos y renace con una nueva iluminación y climatización.

Hace cuatro años, el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, mostraba su preocupación por la conservación de los frescos de la Capilla Sixtina, debido al excesivo número de visitantes y a la falta de instalaciones adecuadas para eliminar la contaminación ambiental.

Paolucci explicó que con esta nueva “luz y oxígeno” se quiere recordar los 450 años de la muerte de Miguel Ángel, pero también el 20 aniversario de la restauración que devolvió los colores originales a los frescos de la Capilla Sixtina. Durante aquella controvertida, pero después aplaudida restauración, de la que surgieron, por ejemplo, el brillante lapislázuli del cielo del Juicio Final de Miguel Ángel, también se realizaron cambios en el sistema de aireación.

El problema es que estaba estudiado para un número de visitantes que desde entonces se ha duplicado, pues se cuentan hasta seis millones de personas que acceden a la Capilla Sixtina al año. “Todo el mundo quiere visitar esta caja mágica. No se puede poner un número limitado de visitas, pero tampoco podemos hacer crecer el numero de visitantes. Hemos llegado al numero máximo posible”, explicó hoy Paolucci. Se ha calculado que la Capilla Sixtina puede albergar desde las 700 a las 1.500 personas al mismo tiempo y no se permitirán más.

La Capilla Sixtina no es sólo las pinturas del Miguel Ángel, sino que también con esta nueva luz, se podrá apreciar con más detalle el “maravilloso tejido cromático de un pintor menos conocido como Bartolomeo della Gatta o las exquisitas pinceladas de los tres frescos de Botticelli”, apuntó Paolucci.

Las dos intervenciones han costado 3 millones de euros (3,8 millones de dólares) y han sido patrocinadas y efectuadas en sus respectivos sectores por las multinacionales estadounidense Carrier y la alemana Osram.

Para celebrar el innovador proyecto se ha organizado un congreso internacional de expertos el 30 y 31 de octubre en el que bajo el tema La Capilla Sixtina, veinte años después. Nuevo aire y nueva luz, se explicarán con detalles las intervenciones realizadas.

Leído 169 veces | Te gusta? Tweetealo a tus seguidores!

Publicado en Noticias, Publicaciones

Etiquetado en , , , ,

Se ha cerrado los comentarios